Arriba

La independencia.

"No dependas de nadie en este mundo, 
porque hasta tu sombra te abandona 
cuando estás en la oscuridad"

 

Hace no mucho escribí un post “Barra libre” ( http://soloinstantes.es/barra-libre/ ) en el cual hablaba sobre las dependencias que teníamos las personas a muchos aspectos, entre ellos drogas, alcohol, máquinas tragaperras y personas. A petición de un lector me encuentro hoy, después de pensar y pensar y ver cómo enfocar todo esto, escribiendo sobre algo totalmente opuesto y tan difícil de conseguir, la independencia.

Infinitas han sido las veces que hemos escuchado de nuestros padres el decir ”qué ganas de que te valgas por ti mismo y seas independiente de mi”, “me he independizado, tengo una vida totalmente nueva”. Cuando escucho esas cosas pienso y hablo por dentro y es ahí cuando me pregunto a mí misma si esas personas saben qué es ser independiente, si lo saben y con esa simple acción de irse a vivir sólo la han conseguido, por favor, quiero que me den la receta.

Ser independiente, desde mi punto de vista, es un trabajo muy pero que muy complejo. Todo empieza por el desarrollo personal , es decir, la correspondencia entre mente, cuerpo y alma; esto es, pensamientos, acciones y convicciones.

Todos sabemos que una persona es independiente cuando puede valerse por sí mismo, asumir sus responsabilidades y satisfacer sus necesidades sin recurrir a otras personas. ¡OJO! Esto no significa volverse un arisco ya que todos necesitamos relaciones afectivas y cooperación con nuestro entorno y amigos. Lo importante de todo esto es no necesitarlas al extremo de no decidir ni conseguir nada por sí mismo. Es importante escuchar un consejo, recibir una palabra de afecto, colaborar entre amigos, pero también tomar las propias decisiones y construir un destino personal.

A veces caemos en una dependencia de manera involuntario, por lo que sé a ciencia cierta y en primera persona, es mucho más fácil caer en la dependencia de algo antes que no depender de nada. La independencia humana no se logra de un día para otro.
Yo os digo que la independencia es algo con lo que sueño y no consigo, y realmente me consuela, porque sé que hay mucha gente como yo, personas que tenemos una falta de congruencia importante y tampoco logran conseguirla de manera plena.

Pongámonos serios, si realmente queremos lograr grandes cosas en la vida, debes contar con una gran correspondencia entre cuerpo, alma y mente.

Por ejemplo, hace cosa de un par de años estaba muy enfadada conmigo misma (consecuencia de experiencias amargas que todos hemos tenido, y si no las has tenido todavía, espera porque llegan) y me marqué como objetivo el ayudarme a mí misma a ser mejor persona ayudando a mi entorno. Esto no fue tarea fácil, porque a parte de que fue una convicción que tenía internamente, tenía que convertirlo casi en pasión, y así poderme ver identificada para actuar de manera independiente de las situaciones. En otro post contaré la experiencia porque sino voy a irme por las ramas, demasiado, como siempre.

La base es un trabajo consigo mismo en el cual se busquen diferentes tipos de independencia pero sobre todo la independencia emocional y afectiva.

Si cuentas con independencia en algún aspecto y en otros careces de ella, justamente lo que ocurre en tu vida es algo denominado falta de congruencia.

Y contar con gran congruencia en la vida realmente no es muy sencillo que digamos, pero todo comienza con una decisión consciente de cambio, para actuar conforme a los principios y valores.

En otras palabras, debes tener claro en la vida, los principios que regirán tus pensamientos y actitudes, y posteriormente actuar congruentemente acorde a dichos principios.

En mi caso, uno de los principios más importantes que rigen mi vida, es el de la independencia, o la libertad en todo sentido.

Esto implica que para ser independiente de manera transversal en mi vida, no puedo depender de absolutamente nadie, para nada. Pero no te confundas aquí, ésto no significa que no necesite a nadie, una cosa es necesitar de otras personas y la otra es depender de una persona específicamente.

Una cosa es que necesitemos amor, afecto y cariño, y la otra es que dependamos de nuestra pareja para ser felices. Ser congruentes con la independencia significa liberarnos de la dependencia que pueden generar las personas, los lugares y las cosas.

No necesitas a una persona específica para ser feliz, a pesar de que necesites afecto y cariño, ser independiente significa que puedes ser feliz sin importar con quiénes te rodees. Ser emocionalmente independiente también significa que puedes ser feliz y gozar de autocontrol, incluso en situaciones difíciles, y que por más complejo que pueda parecer el camino, nunca bajes la cabeza.

Y finalmente, ser independiente financieramente, implica que no dependas de un jefe para obtener tus ingresos, tu bienestar y tu calidad de vida; por supuesto necesitarás de otras personas para ganar dinero sea cual sea tu negocio, pero no tendrás la preocupación de depender de nadie.

Si alguien te impide avanzar, le permites llegar al siguiente. Si no te compró éste cliente, te comprará el que llegue más tarde. Si no te hizo feliz tu pareja, alguien podrá disfrutar de estar a tu lado y hacerte disfrutar.

No necesitas depender de la gente, ni de los lugares, ni de las cosas para ser feliz, abundante y estar en completa paz, armonía y bienestar.

Lo que necesitas es independencia, y como ya lo he dicho anteriormente, todo… Absolutamente TODO empieza con una decisión.

¿Ya la has tomado?

5563

  • Ruth

    Me gusta como escribes, tienes un don! 🙂 te quiere y te adora tu amiga Ruth! 😀

    Marzo 19, 2015 at 11:55 pm Responder

¿Quieres opinar?